Feeds:
Entradas
Comentarios

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

4.329 películas fueron presentadas en el Festival de Cine de Cannes en 2012. Este blog tuvo 15.000 vistas en 2012. Si cada vista fuera una película, este blog podría proporcionar energía para 3 festivales en Cannes.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

Leyendo Los años del miedo de Juan Eslava Galán me encuentro, como era de esperar por la época que recupera de la memoria (la posguerra española y primeros años de gobierno franquista), con un capítulo que comienza con esta semblanza de la novela popular:

La electricidad, aunque racionada a unas horas por día, es poca, cara y de mala calidad, con apenas fuerza para poner de color naranja el filamento de las bombillas. También es cierto que muchas familias se las ingenian para practicar conexiones ilegales y burlar el contador, aunque siempre existe el peligro de que el inspector-cobrador sospeche, aparezca sin avisar, descubra el subterfugio y haya que sobornarlo para que no denuncie.

Como cortan el fluido eléctrico por la noche, Teófilo González se ve obligado a leer a la luz de una vela, que sustrae del candelero del Cristo de la Misericordia de la Catedral, donde siempre hay abundante cera ardiendo porque es muy milagroso. Aunque se acueste cansado, Teófilo no deja de leer veinte o treinta páginas de una novela de El Coyote o tebeos de El Guerrero del Antifaz que alquila a perra chica en el kiosco de Ibáñez.

Debido a los apremios de la vida, el joven Teófilo no ha tenido hasta ahora tiempo de culturizarse y leer. Don Tomás Santos, le presta su primera novela del Oeste, La mascota de la pradera. El autor es Marcial Lafuente Estefanía, un ingeniero industrial que alcanzó el grado de general en el Ejército de la República y llegada la paz sufrió persecución por la Justicia y dio con sus huesos en la cárcel donde ha desarrollado su afición por la escritura.

Otros autores muy leídos son antiguos combatientes o periodistas republicanos represaliados que han encontrado en la novela popular un medio de ganarse la vida.

Pedro Guirao, anarquista con siete años de condena «por pertenencia a maquis y por haber asaltado un banco» cultiva la ficción policiaca desde su celda de la cárcel Modelo de Madrid bajo el pseudónimo Peter Kapra. Su colega Jesús Rodríguez Lázaro, en la literatura Lucky Marty, anarquista y camorrista, cumple nueve años de cárcen entre la Modelo de Madrid, el penal de Ocaña y la Modelo de Barcelona.

No todos los escritores del «grupo de la Modelo» son presidiarios. A Luis García Lecha, funcionario de prisiones, el ambiente de creación que vive cerca de los escritores reclusos lo anima a componer sus propias novelas del Oeste, que publicará con el pseudónimo Clark Carrados. Para rizar el rizo, el fiscal que los ha metido entre rejas, don Antonio Viadier, siente también la llamada de la literatura y publica novelas populares bajo el pseudónimo Dick Dickinson.

Los republicanos que escriben ficción no tienen problemas con la censura. Sin embargo, lo que son las cosas, al escritor falangista Rafael García Serrano le secuestran su novela La fiel infantería, premio José Antonio Primo de Rivera, porque al cardenal arzobisco Pla y Deniel le ha parecido inmoral. También persiguen la novela La familia de Pascual Duarte de Camilo José Cela sin que lo ampare su condición de censor.

De la censura nadie está a salvo. Incluso al propio Franco le censurarán en 1950 una serie de reportajes que está publicando en Arriba sobre la masonería.

Título: El fabricante de honradez.
Autor: Santiago Ramón y Cajal.
Editorial: Ediciones G.P.
Colección: Enciclopedia Pulga.
Nº: 122.
de páginas: 64.
Fecha de publicación: Aprox. años 50
Precio original: 1,5 ptas.

Argumento:

El Dr. Alejandro Mirahonda, doctor en medicina y reconocido estudioso de la hipnosis terapéutica, sitúa su residencia en su pueblecito de Villabronca tras regresar de cursar estudios y trabajar en prestigiosas universidades de Alemania y Francia. Allí decide poner en práctica un experimento que podría confirmar una de sus teorías: conseguir recrear una sociedad alejada de los vicios y la corrupción gracias a la sugestión colectiva. Pero su experimento tendrá inesperadas consecuencias que le harán plantearse hasta qué punto es acertado tratar de reprimir los deseos más banales.

Opinión personal:

Una curiosa obrita que nos acerca a una faceta prácticamente desconocida de nuestro premio Nobel: la de escritor de obras de entretenimiento (no demasiadas, ciertamente) que, si bien entroncan directamente con su especialidad médica, no dejan de estar orientadas al entretenimiento. Eso sí, están tocadas por cierto toque satírico y dotadas de cierta dosis de escepticismo sobre la forma en que pueden aplicarse (mal) los conocimientos científicos, así que se intuye que Ramón y Cajal pretendía en cierto modo divulgar sobre el método científico y el espíritu crítico.

Aunque aparecieron por separado dentro de la colección Enciclopedia Pulga, lo cierto es que tanto El fabricante de honradez como otras historias de Ramón y Cajal aparecieron publicadas a principios de siglo XX bajo el título de Cuentos de vacaciones.

Valoración: *****

Para saber más:

Título: La helada voz del infierno.
Autor: Silver Kane.
Editorial: Bruguera.
Colección: Selección Terror.
Nº: 275.
de páginas: 96.
Fecha de publicación: junio, 1978.
Precio original: 30 ptas.

Argumento:

Richard Avedon, boxeador profesional retirado del mundillo profesional tras un duro combate en el que resultó abatido, parece afectado por un síndrome de doble personalidad que le ha llevado a un sanatorio mental. Allí conoce a Lorna, una hermosa enfermera  que es más de lo que aparenta. Lorna está investigando en el psiquiátrico para publicar un artículo de investigación, ya que es periodista, y cuando desaparece del mapa Richard decide ir a buscarla. Lo que no sabe es que está a punto de adentrarse en un diabólico mundo desde el que, aun en llamas, llegará a él la helada voz del infierno.

Opinión personal:

Una de las novelas más flojas que he encontrado de mi adorado Silver Kane. Aunque el terror no fuese su género estrella, lo cierto es que la historia resulta demasiado floja como para pasárselo por alto. Se lee con facilidad pero nos deja con la sensación de haber resuelto el final de la obra con demasiada premura y sin atar bien todos los cabos. Curiosamente, sin dejar de ser un final feliz, lo cierto es que la novela acaba de forma algo abrupta, con cierto tono de humor irónico (característico de Kane, por otro lado).

Valoración: *****

Título: Hijo de la muerte.
Autor: Silver Kane.
Editorial: Astri.
Colección: Astri Oeste.
Nº: 203.
de páginas: 96.
Fecha de publicación: octubre, 1990.
Precio original: 35 ptas.

Argumento:

Barton es un hombre de rígida, pero cuestionable moral, capaz de dejar de lado a su mujer parturienta por ajusticiar a un criminal que ha osado entrar en sus tierras. Tanto es así que, cuando regresa a casa y encuentra que su mujer ha muerto y que ha dado a luz una niña, enterrará a su difunta esposa fuera de los límites de su rancho al considerar que le ha defraudado. Semejante personaje, que no quiere saber más de la hija, a la que llamará Mónica, y se desentiende de su cuidado pero dando antes orden de que sea adiestrada por uno de los más temibles pistoleros de la región en cuanto esta tenga edad de empuñar un arma.

Pasado el tiempo, Barton y otros colonos del Salvaje Oeste sufren la presión de los propietarios de los terrenos que ocupan. Si bien ellos los conquistaron y doblegaron, fue el Gobierno quien vendió esas tierras a otras personas, pobres diablos que tras años de litigio no han conseguido expulsar ni a Barton ni a los otros rancheros, y que acogen con los brazos abiertos la propuesta de un banquero recién llegado a la población: vender sus derechos a la mitad de su valor inicial y recuperar siquiera parte de la inversión para poder comenzar su vida en otro lugar.

Barton habrá de enfrentarse entonces a los tejemanejes del banquero Oswald, y  Mónica resultará ser su mejor arma. Astuta, bien adiestrada y amante hija de su padre, no dudará en convertirse en una enmascarada que luchará mano a mano por defender las tierras de su padre, convirtiéndose así en un verdadero hijo de la muerte.

Opinión personal:

Como prácticamente siempre, un Silver Kane es sinónimo de calidad. Dentro de las limitaciones del formato y de las presiones de la época (hay que tener en cuenta que las obras publicadas por Astri son reediciones de antiguos libros de Bruguera y otras editoriales, en su mayoría, escritas décadas atrás en condiciones de trabajo bastante duras), lo cierto es que Kane nos ofrece una novela entretenida, no demasiado previsible (uno de los males generalizados entre las novelas de a duro, a mi parecer) y más que recomendable.

Valoración: *****

Lady Killer

Título: Lady Killer.
Autor: Albert Rosbund.
Editorial: Editorial Bruguera.
Colección: Punto rojo.
Nº: 923.
de páginas: 96.
Fecha de publicación: diciembre, 1979.
Precio original: 35 ptas.

Argumento:

Sommars es sacado de la cama para investigar un sangriento crimen cometido en la ciudad. Una mujer ha aparecido asesinada brutalmente y la máxima sospechosa es otra fémina a la que se vio huir del lugar del crimen unos momentos después de cometerse. El robo de una importante joyería y la varias muertes que se suceden pondrán a Sommars sobre la pista. La investigación llevará al policía a diversos antros donde se reúnen homosexuales, transexuales y demás desviados (téngase en cuenta la época en que fue escrita la novela y de dónde veníamos en España) y no será sino tras arduas labores de investigación que podrá abrirse un claro de esperanza para la resolución de este caso.

Opinión personal:

Una más que entretenida novela policíaca que no nos permitirá levantarnos de nuestro asiento hasta descubrir qué hay detrás de los misteriosos asesinatos de una intrigante Lady Killer.

Valoración: *****

Retomo por fin el blog en una nueva y, al menos por mí, esperada temporada o andadura. Tenemos por delante miles de bolsilibros que leer y aventuras que disfrutar, y alguna colaboración por delante que desde hace mucho voy posponiendo debido a las tediosas obligaciones diarias y a alguna que otra más gozosa por su condición de autoimpuesta pero no por ello menos absorbente.

Vuelvo con brevedad, al menos por aquí, pero os dejo en el “blog padre”, en Homo libris, la entrevista que tuvo a bien concederme nuestro siempre querido Silver Kane; don Francisco González Ledesma. Espero que sea de vuestro agrado.

Para finalizar, dejo también el enlace a las entradas dedicadas a su última novela, La dama y el recuerdo.

La dama y el recuerdo

La dama y el recuerdo

La dama y el recuerdo (1).
La dama y el recuerdo (2).

Saludos.