Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Salvaje Texas’



Título: “Pony Express”.
Autor: Marcial Lafuente Estefanía.
Editorial: Bruguera.
Colección: Salvaje Texas.
Nº: 748.
de páginas: 127.
Fecha de publicación: agosto, 1970.
Precio original: 10 ptas.

Argumento:

Un hombre es derribado de la silla de su caballo y se ve obligado a huir herido. Abandona la bolsa del servicio de correos del Pony Express que lleva consigo pero conserva la valiosa documentación que se ha comprometido a llevar hasta su destino. Hal, pues ese es su nombre, es recogido y cuidado por Ana y su hija Bess, aunque será la buena de Etty, amiga de estas, quien le oculte en una cabaña propiedad de su padre a pesar de sospechar que el herido es un peligroso pistolero que anda por la zona y que ha sido acusado de matar al correo del Pony Express.

Pronto Hal Red se irá recuperando y convencerá a Etty de sus buenas intenciones. Le demostrará que no es otro que el correo desaparecido y, muy a su pesar, deberá dejarla para proseguir su viaje. Un viaje del que espera volver porque los jóvenes se han enamorado durante todo este tiempo.

Hal es perseguido a lo largo de su viaje por los pistoleros que le hirieron y que él vincula a Henderson, un abogado amigo del padre de Etty que, para más inri, la pretende. El viaje de Hal no estará exento de peligros, ya que además de perseguido se irá encontrando con hombres con malas pulgas a lo largo de todo su recorrido y él, aun intentando no verter sangre, habrá de demostrar su valía como pistolero si no quiere perecer en el intento de alcanzar San Francisco, el destino del paquete que porta.

Opinión personal:

Podría resultar curioso a quien se acerque por aquí tras casi dos años de presencia en la red que no hubiese hasta la fecha ninguna reseña del que, posiblemente, es el más popular autor de bolsilibros del Oeste, Marcial Lafuente Estefanía. Lo cierto es que de la niñez me venía el recuerdo de alguno de sus libros, leídos de entre los que mi abuelo o mi padre tenían de cuando en cuando por casa, antes de que fueran intercambiados por otros en el quiosco de turno.  No se trataba de un mal recuerdo, qué duda cabe, pero sí que incluía a un Lafuente Estefanía demasiado ampuloso en sus descripciones, que no me llegaba a convencer tanto como un Silver Kane o un Keith Luger en lo que a westerns se refiere.

Así, aunque en casa tengo alguna de sus novelas heredadas de aquella época, hasta ahora no me había decidido a volver a leer al autor. Sin embargo, me alegro de haberlo hecho. Su “Pony Express” me ha gustado mucho, aunque el final es rematadamente absurdo (después de 127 páginas contando las aventuras y desventuras de Hal, qué menos que cerrarlas como merecían), y es por ello, porque a pesar de sus descripciones peculiares y situaciones imposibles la lectura me ha divertido muchísimo, que he decidido darle una calificación alta.

Valoración: *****

    Read Full Post »