Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 diciembre 2009


(Ilustrador: Enrique Martín)

Título: En un lugar del averno…
Autor:
Adam Surray
Editorial:
Bruguera  Año: Desconocido (le falta la página correspondiente).
Colección:
Selección Terror
Nº:
493
Nº de páginas:
94
Precio original:
50 ptas.

Argumento:

Randall Scott y Terry Daniels, dos detectives de tres al cuarto, malviven sin conseguir un cliente desde hace meses. A ellos acude Eric McKeown con un curioso encargo: conseguir que la señora Graham, propietaria de unas tierras en Brooksville, un remoto lugar de la América profunda donde ha puesto los ojos una importante compañía para ubicar en ellas su último complejo hotelero. Scott y Daniels parten junto a Kathryn Hopkins, una actriz venida a menos, y el abuelo de esta en dirección al Hotel Salmac. Allí pretenden poner a la fuga a los inquilinos de la señora Graham pero serán ellos quienes resulten escaldados cuando se encuentren en tan remoto lugar.

Opinión personal:

Aunque el argumento es previsible, lo cierto es que no deja de resultar ameno. Eso sí, Adam Surray peca de abuso de los signos de puntuación, y ubica puntos y aparte a diestro y siniestro donde deberían primar las comas, lo que lleva a hacer la lectura dificultosa por producirse a trompicones. En cualquier caso, una historia de lo más recomendable si deseamos pasar simplemente una buena y aterradora tarde. La reseña apareció recientemente en nuestro blog amigo Bolsi&Pulp, dentro del Especial Terror.

Valoración: *****

Anuncios

Read Full Post »


Título: Diamond Dick en “El fantasma de la mina”.
Autor:
G López H.
Editorial:
Molino Año: 1935 (14 de diciembre).
Colección:
Serie Popular Molino.
Nº:
96
Nº de páginas:
64
Precio original:
30 céntimos.

Argumento:

Diamond Dick se encuentra preparando una incursión a la mina Cometa donde se ha refugiado un loco que merodeaba por la ciudad que tiene a su cargo cuando recibe la visita del sheriff Burton que custodia a Morgan, un jugador conflictivo que acaba de delinquir en una ciudad cercana. Mientras conversan en el exterior de la mina y los hombres de Diamond Dick se prepararan para partir en busca de Skidmore, el demente que cree haber encontrado la mina de oro y la custodia con la fiereza de un animal encerrado, un carro de mineral arrastrado por caballos desbocados permite a Morgan huir y refugiarse también en la mina. La caza de Diamond Dick y sus hombres se tornará así en una búsqueda peligrosa en las oscuras fauces de la mina. No llevarán luces encendidas para evitar delatar su posición y, junto a ellos, emprenderemos una claustrofóbica aventura con incierto fin.

Opinión personal:

Investigando un poco sobre la serie de Diamond Dick comprobé que se trata de una serie de “novelas de a duro” (o, en inglés, “Dime Novels”, algo así como “novelas de 10 centavos”), que vio la luz en 1895 y que, como ocurrió con tantas otras historias (recordemos las de Harry Dickson, por ejemplo), fueron traducidas o trasladadas al castellano por diversas editoriales que promovieron la literatura popular en los primeros años y, especialmente, a mediados del pasado siglo XX. Es el caso de la Serie Popular Molino y sus “tomitos” sobre Diamond Dick.

En el caso de la novelita que nos ocupa, se trata de una historia de aventuras ciertamente original por el escenario en que transcurre casi por completo, donde los héroes son, como todos en aquella época, hombres aguerridos, valerosos y de una moral intachable, que denuestan la actitud de quienes no poseen un sentido del honor tan marcado como ellos. Una aventura más que recomendable en un bolsilibro con aires juveniles que se devora en un santiamén.

Valoración: *****

Read Full Post »

Hace apenas unos días en el ultrarrecomendable blog sobre literatura popular Bolsi&Pulp aparecía un artículo del legendario autor Lem Ryan titulado Mis miradas al abismo. Os lo recomiendo encarecidamente, por supuesto, y con esta breve entrada doy oficialmente inaugurado un nuevo ciclo en esta mi bitácora sobre bolsilibros. Espero que sea incluso más duradera que la precedente y que, por diversos motivos, tuve que dejar aparcada durante demasiados meses.

A quienes seguisteis ahí, pues las visitas al blog han seguido produciéndose puntualmente durante todo este tiempo, muchísimas gracias.

Read Full Post »