Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Héroes del espacio’


(Cubierta: García)

Título: Espada y brujería.
Autor: Lem Ryan.
Editorial: Bruguera.
Colección: Héroes del espacio.
Nº: 175.
de páginas: 94.
Año de publicación: septiembre, 1983.
Precio original: 60 ptas.
Argumento:

Katham, el aesir, viaja sin compañía  en un mundo en exceso peligroso. Cuando se adentra en los territorios del imperio xoqol sufre  un encuentro con los hombres Olbar, comandados por Khant,  su despiadado lugarteniente. Tras ser apresado por ellos y pretender venderle como esclavo, Katham reta a Khant frente a Olbar y su hermosa pareja, Daria, y consigue la libertad tras ganar la batalla.

Una vez libre, Katham prosigue su viaje hasta encontrarse con la Legión Roja de Kishe-Or. Su juramento a una mujer moribunda hace que se enfrente a los sanguinarios hombres de Kishe-Or y a horrores jamás conocidos. Pero los Ka están con él, y si no, maldita falta que le hace contar con su bendición.

Opinión personal:

Por fin tengo en mis manos y puedo leer una de las novelas que Lem Ryan dedicó al personaje de Katham. En efecto, aunque lo habitual dentro del mundo de los bolsilibros es que los personajes no tengan continuidad entre unas novelas y otras (existen, sin embargo, gloriosas excepciones como La saga de los Aznar, de Pascual Enguídanos o el personaje de Brigitte de Lou Carrigan, por citar al menos un par de ejemplos), en este caso el joven autor nos regaló un personaje poco al uso dentro de los géneros habituales de las “novelas de a duro”: un guerrero en un mundo de espada y brujería, como titula a esta segunda novela (la primera fue La espada de Katham).

Resulta curioso que, aunque en la época en que fueron publicadas estas novelas la fantasía épica sufrió un verdadero empuje por parte de novelas y juegos de rol del tipo Dungeons&Dragons o Dragonlance la novela popular en sí misma no dio verdadera acogida al género. El prólogo que abre esta novela resulta muy interesante a este respecto, aunque me abstendré de reproducirlo aquí, dirigiendo a los interesados a la impecable reseña que Odiseo publicase en Bolsi&Pulp en su día donde lo incluyó como curiosidad.

La novela me ha gustado bastante, a pesar de que tiene numerosas erratas (las prisas de edición en la época y pocos o nulos recursos en la corrección de las planchas antes de llevarlas a imprenta, imagino) y que hace continuas referencias a la primera parte que, desgraciadamente, aún no pude encontrar y leer. El ritmo es bueno, no permite el descanso y, en definitiva, entretiene como la que más. Por eso, aunque se me queda algo coja sin la primera parte, le doy a esta novela tres estrellas.

Valoración: *****

Anuncios

Read Full Post »


(Ilustrador: Fabá)

Título: Robinsones del espacio
Autor: Bab Fleming
Editorial: Bruguera Año: 1893
Colección: Héroes del espacio
Nº de páginas: 96
Precio original: 60 ptas.

Argumento:

El ingeniero ruso Leónidas Steel y su compatriota la doctora Úrsula Serkov sufren problemas en su nave, la Pléyades II, que les obligan a tomar rumbo hacia un planeta que orbita alrededor de la estrella Rigel, de la constelación de Orión. Entretanto, el amado de la joven doctora, el ingeniero Iván Ivanovich roba otra Pléyades para salir al encuentro de su amada, dejando atrás a causa de la relatividad la tierra que conoció, que envejecerá 2.000 años en tanto para ellos habrán transcurrido sólo unas semanas.

Steel y Serkov toman tierra en un planeta inundado, al que llaman Domingo en recuerdo del personaje de la novela de Defoe, ya que ellos se sienten unos robinsones espaciales. Sin embargo, pronto descubrirán que no están solos, y que en Tronkoh, que es el verdadero nombre del planeta, sus habitantes tienen una curiosa forma de recibirles.

Opinión personal:

Cuando encontré este bolsilibro en una librería de viejo tuve la sensación de haberlo visto antes. Tanto el título como la portada me remontaban a la infancia, cuando devoraba lecturas de todo tipo, incluidos bolsilibros y comics de terror al más puro estilo pulp, como los geniales Creepy. Sin embargo, la relectura de esta novelita no me ha traído demasiadas buenas sensaciones. Escrita de forma excesivamente simple, con una jerga particular para los habitantes de Tronkoh que más les hacen parecer unos jóvenes pasotas que una especie inteligente, Bab Fleming no aporta nada nuevo ni interesante al género. Su lectura, inicialmente amena y adornada por numerosos datos sobre la física y el espacio, muy al estilo Verne, torna pronto en un pastiche infumable que no termina de convencer lo más mínimo. Su previsible final no ayuda a salvar las 60 páginas mal conseguidas de sus dos terceras partes finales. En resumen, un bolsilibro del que preferiría haberme quedado con el recuerdo.

Valoración: *****

Read Full Post »